Me lavo las manos como Pilatos

Esta expresión tiene su origen en la historia del cristianismo en el momento de la crucifixión de Jesús. Poncio Pilato se lavó las manos después de la condena a muerte a Jesús. Este gesto servía para purificarse y así esquivar las justificaciones propias y ajenas. Otras fuentes dicen que esa costumbre era para demostrar que una persona era inocente. De ahí apareció la expresión lavarse las manos como Pilato. 

Hoy en día se utiliza cuando alguien se desentiende de algo y no quiere hacerse responsable de ello. 

Lo que has hecho está muy mal. Pero yo me lavo las manos

(=no soy responsable de ello)

Los responsables de esta catástrofe quieren lavarse las manos, pero el juez les ha condenado

(=no quieren demostrar que son culpables)

 

 

 


Lavarse las manos por Pezibear & Manos en agua por Wokandapix || CC0 en pixabay - Expresión  CC BY NC SA 3.0 en Coocking Ideas 

Sprachen to Go  verwendet Cookies, um Dir optimalle Dienste anzubieten.

Wenn Du diese Website weiterhin besuchst, erklärst Du dich damit einverstanden.